Que promovemos

¿Porque lo hacemos?

El informe de la FAO (2011), señala que la fuerza laboral en la agricultura esta representada en un 43% por las mujeres, y que un 20% corresponden a personas adultas mayores, quienes desempeñan funciones muy importantes aportando a las economías de la familia y la comunidad principalmente protegiendo la seguridad alimentaria y nutricional.

Pese a todo, en el mundo, las mujeres rurales, las personas adultas mayores y los jóvenes, se siguen enfrentando a continuas limitaciones que les impiden disfrutar plenamente de sus derechos humanos, el acceso a la tenencia de tierras, agua, créditos o tecnologías sumándose a esto la poca valoración de su trabajo repercutiendo en su autoestima y por ende en la toma de decisiones en el ámbito familiar y comunal.

En el contexto boliviano esa realidad se repite y se acrecienta en la medida que estos problemas no son visibilizados y abordados de manera directa.

¿Que se propone?

Gestión de conocimientos equitativos, considerando las funciones y roles de género (hombres y mujeres) y generación (adultos mayores, jóvenes y niños) considerados como sujetos dinamizadores de las economías locales comunales .

Sensibilización, reflexión y dialogicidad en Derechos Humanos y principalmente Derechos Económicos Sociales y Culturales – DESC.

Accesos a opciones tecnológicas adecuadas a los roles tanto del hombre como de la mujer, considerando el tipo de población adulta mayor, de jóvenes y niños.

¿Qué se espera?

Deconstruir y construir actitudes con mujeres y hombres de todas las edades de las comunidades rurales para tener acceso equitativo a las diferentes oportunidades que les permitan mejorar sus condiciones de vida.

Sociedades justas y equitativas, que reconozcan y respeten a sus distintas generaciones como sujetos activos y dinámicos en el desarrollo de sus comunidades.

Mayor participación de mujeres y jóvenes en diferentes espacios comunitarios.