Que promovemos

¿Porque lo hacemos?

Al referirnos al Desarrollo Rural, lo primero que se viene a la mente es la idea de «mejorar las condiciones y calidad de vida social, productiva, ecológica y económica de las comunidades en situación de vulnerabilidad. No obstante, las formas de diseñar e implementar los proyectos suelen ser los cuellos de botella para lograr los cambios buscados.

Como uno de los aprendizajes del PROSUCO, consideramos que es muy importante, el diálogo de saberes y haceres de las comunidades para  generar innovaciones. No se debe asumir que las comunidades no cuentan con conocimientos y por ello la introducción de nuevas tecnologías permitirá generar incrementos de productividad e ingresos; en muchos casos, esta asunción no genera los resultados, efectos e impactos esperados.

Por tanto, el diseño y la implementación de un proyecto y sus actividades, debe contar con la lectura de la realidad social, ambiental y climática de las comunidades para identificar los problemas y las oportunidades de cambios. Es en esta lectura de la realidad, la importancia del diálogo de saberes y haceres con la población local, para encontrar soluciones corresponsables que contribuyan al empoderamiento de los actores locales. Entonces, para construir oportunidades contextualizadas, es necesario escuchar, dialogar e intercambiar lo que se sabe y lo que se hace.

¿Que se propone?

Innovaciones sociales como el Modelo Yapuchiri para desarrollar capacidades de investigación, innovación y extensión campesina.
Innovaciones tecnológicas como el uso de bioinsumos.
Innovaciones metodológicas para monitoreo agroclimático y de herramientas como el Pachagrama.

¿Qué se espera?

Actores locales mas empoderados y protagonistas de sus procesos de desarrollo.
Transformación social y productiva en la agricultura familiar.