Que promovemos

¿Porque lo hacemos?

De acuerdo a los informes del IPCC, el cambio climático es evidente. En Bolivia, es visible el deshielo de los glaciares y la pérdida gradual del agua dulce.

Los impactos del cambio climático, pueden ser negativos y positivos, según el contexto. Entre los impactos negativos están las continuas pérdidas productivas ocasionadas por la extrema variabilidad climática, mientras que en los impactos positivos, esta la mejora de condiciones ambientales, de ciertos pisos ecológicos, para ampliar el abanico de la producción agropecuaria.

Los modelos de escenarios climáticos han mostrado información muy general, la cual no es aplicable en los niveles locales como los municipios y mucho mendos para los periodos estratégicos de una gestión municipal de cinco años.

Para que las comunidades y municipios puedan adaptarse y construir resiliencia a futuro, esta debe ser de carácter integral, es decir, (que al igual que en la gestión del riesgos agropecuario) se debe trabajar en el fortalecimiento de capacidades locales de respuesta familiar, comunal y municipal en los ámbitos referidos a la cohesión sociocultural (gestionar el individualismo y los miramientos), en lo político institucional (política y normas), la gestión de recursos naturales (proteger y conservar los recursos suelos, agua, agrobiodiversidad) y de oportunidades económicas (promover emprendimientos productivos, de transformación y de servicios).

¿Que se propone?

Fortalecimiento de capacidades locales de respuesta, adaptación y de resiliencia: sociocultural, ecológica (robustez ambiental), económica (diversificación de la economía familiar, comunitaria y asociativa) y político institucional.

Fortalecer el capital humano existente en las comunidades (talentos locales, Yapuchiris) para trabajar investigación e innovación adaptativa y servicios productivos adecuados a los contextos.

¿Qué se espera?

Sistemas productivos y sociales adaptados y resilientes.